Vendedora de Casas Cabalga al Comprador

537
Share
Copy the link

Busca una casa a prueba de ruidos, no hay problemas, la vendedora de casas le demostrará que ningún vecino escuchará sus gemidos. Ania Kinski no es exitosa por nada, hasta el la propietaria de la mas prestigiosa inmobiliaria de la ciudad. Tal vez por su sentido comercial, la capacidad de persuasión y lo expeditiva que es cuando surge algo difícil.

Como hoy que está lidiando con Tony Caliano quien quiere una casa insonorizada. Es decir, no escuchar lo que sucede afuera ni que escuchen lo que pasa dentro. No hay problemas, la vendedora de casas tiene un as en la manga, o mejor dicho, en culo y concha. Que mejor que un buen polvo donde sus alaridos sean los que pongan a prueba lo solicitado.

Una propuesta imposible de rechazar de esta morocha polaca que es un camión de mujer. Prendido como huérfano a la teta arranca mientras Ania con manos lo pone duro. Claro que es necesaria una buena lamida de perno donde deja en claro que para ella esto no es un juego. Provista de medias y portaligas se entrega arrodillada para que comiencen las primeras estocadas.

Allí se encarga de mantener nalgas abiertas para que comprenda que la puerta de atrás está abierta. Cuchara y primer plano del piercing encima de la raja que se hunde al ser perforada. Será cuando el hombre esté sentado y de reversa se acomode que pondrá todo para cerrar la venta. Es ella quien sujeta el pene para llevarlo al culito donde se puede ver la emoción del clítoris estirando piel. A gritos limpios para ver si alguien en el vecindario escucha, pero esto resultará todo un éxito.