Una Vecina Agradecida

951
Share
Copy the link

Miren lo que pasa cuando eres un buen samaritano, aunque no siempre termina así. esta vecina agradecida sabe como recompensar los buenos actos. Glodie Glock (22) llega de compras y no solo trae regalos para ella, también nos obsequia un descuido de vestido sensual. Ha comprado tanto que no puede con todas las bolsas, algunas se le caen y una se le queda en el camino. Es cuando aparece nuestro atento y desinteresado Jax Slayher que gentilmente se la acercará a su casa. La puerta entreabierta le permite ingresar, tacos altos en el piso mas o menos lo llevan hasta donde se encuentra la joven. Ansiosa por probarse los vestidos lo hace frente al espejo donde el moreno puede verla casi desnuda. Ella lo ve, no denota vergüenza, al contrario, se sigue probando delante de la atenta mirada del muchacho. Un gesto con el dedo fue suficiente para que se acerque y sin mediar palabras comenzaron a tocarse. Sigamos viendo como la vecina agradecida se columpia sobre esa cosa enorme que entrará completa en su delgado cuerpo.