Me Follé a la Hija de la Vendedora

305
Share
Copy the link

Dicen que el fruto no cae lejos del árbol, no sabemos como es la madre, pero la hija de la vendedora es de arranque automático. La hermosa Whitney Wright (25) se metió dentro de un sexy vestido anaranjado que le queda de puta madre. Derrochando sensualidad mostrará cada rincón de la casa como si su silueta fuera parte del trato. Tal vez porque quiere sorprender a su progenitora le permite al comprador tantear nalga por sobre la tela. Es allí donde se da cuenta que esa nena no trae tanga y que al parecer, quiere cerrar trato. Aunque es muy confiada, no todos los clientes follan y compran, algunos pueden salir corriendo!.