Delicada Bailarina No Quiere Embarazos

311
Share
Copy the link

Esbelta, suave, una bailarina delicada, parece de porcelana, pero hay que esperar, tiene gustos y no oculta lo que prefiere. Una mano muy cerca del lugar sensible hace que Margo Von Tesse
(23) empuje espalda contra el pantalón de Drago Gvozdik. Solo las bucaneras le quedarán del traje de baile, pierna elevada para que su chico pueda jugar con arrugados. Claro que ella sabe bien que debe hacer, delicadeza no es sinónimo de frígida y queda demostrado con esmerado oral. Pero hay algo mas, luego de unos minutos hundido en su cuca ella le pide evitar embarazos y su culito se abre en flor.